sábado, 23 de enero de 2010

Romances para Violín


PRIMER VIOLÍN

Largamente, hasta tu pie
se azula el mar ya desierto,
y la luna es de oro muerto
en la tarde rosa té.
Al soslayo de la duna
recio el gigante trabaja,
susurrándote en voz baja
los ensueños de la luna.
Y en lenta palpitación,
más grave ya con la sombra,
viene a tenderte de alfombra
su melena de león.


SEGUNDO VIOLÍN

La luna te desampara
y hunde en el confín remoto
su punto de huevo roto
que vierte en el mar su clara.
Medianoche van a dar,
y al gemido de la ola,
te angustias, trémula y sola,
entre mi alma y el mar.


Leopoldo Lugones

Los "Romances" eran pequeñas obras para ser ejecutadas por dos instrumentos en general violín y piano, pero muchas de ellas fueron orquestadas componiendo así unas excelentes obras, donde la música brinda dulzura, emoción, reflexión y romantisismo, tal vez permitiendo al compositor mostrar lo más intimo de sus ser.

2 Romances para Violín y Orquesta
de Ludwig van Beethoven


He escuchado decir a músicos entendidos que la música de Beethoven, no pide permiso, va del oido al corazón, sin escalas, y las notas se convierten en emoción pura. Y cuando Beethoven quería expresar dulzura y amor, la música obedecía. Tal es el caso de estas dos pequeñas grandes obras del genio de Bonn.

Beethoven compuso en 1798 su primer Romanza, y en 1802 la segunda, pero fueron publicadas en orden inverso por lo tanto Romanza nº2 es anterior a la Romanza nº1.

La Romanza Nº 1 en Sol Mayor Op. 40, comienza el violín solo con el primer tema, que luego repite la orquesta, tiene un carácter más dulce y hasta a veces bailable que su compañera.

si no aparece la barra haz clic aquí

La Romanza Nº 2 en Fa Mayor Op. 50 es mas sentimental, hasta en momentos trágica,  y mas virtuosa para el violín que toca una dulce pero triste melodía, es la mas bonita de las dos, por lo tanto la más ejecutada.

si no aparece la barra haz clic aquí

Texto fuente: Wikipedia
SOBRE LA VERSIÓN
Violín: Gil Shaham
Orquesta: Orpheus Chaber Orchestra
Dirección: Jem Cohen

SOBRE LA GRABACIÓN
DEUTSCHE GRAMMOPHON - Gil Shaham: Violin Romances - (Orpheus Chamber Orchestra)
puedes conseguirlo en Amazon

Romance para Violín y Piano Op. 22 Nº 3
de Clara Schumann


Si, no leyó mal, Clara Schumann, una mujer, si hacemos memoria hasta el siglo XX no vamos a escuchar mucho hablar de mujeres compositoras, y no era por falta de talento o capacidad, si no porque na había llegado la liberación femenina.

Alguna vez creí que tenía talento creativo, pero he renunciado a esta idea; una mujer no debe desear componer. Ninguna ha sido capaz de hacerlo, así que ¿por qué podría esperarlo yo? - Clara Schumann

Si hasta ellas se autoconvencian.

Clara fue la hija menor de Friedrich Wieck y Marianne Tromlitz. Su padre era un reconocido maestro de piano y tenía un negocio de venta de partituras y de pianos. Su madre era una renombrada cantante y pianista. Su padre planeó para Clara una vida de concertista. Se preocupó por darle una formación completa, desde muy niña, con los mejores maestros disponibles: además de piano estudió canto, violín, instrumentación, contrapunto y composición. Friedrich le inculcó a su hija una férrea disciplina y actuó como su agente promotor para conseguirle presentaciones en Europa. Dio su primer recital en la Gewandhaus de Leipzig -una sala de conciertos de gran renombre hasta nuestros días- a los 11 años y al año siguiente se fue de gira a París, con bastante éxito. Ese mismo año, se publicó en Alemania una obra de Clara titulada Cuatro polonesas para piano. Dos años más tarde, en 1833, comenzó la composición de un concierto para piano, que terminó en 1835 y fue publicado en 1837.

Clara conoció a Robert Schumann a los 11 años cuando el vino a tomar clases con el padre de Clara, de allí al amor fue solo un paso, el era 9 años mayor que ella. Robert y Clara se amaban profundamente. Compartieron muchas cosas de su vida y de su música, que era para ambos parte fundamental de su existencia. Desde el día de su boda llevaron un diario en conjunto. Un poco después, la pareja escribió un conjunto de canciones, que Robert publicó ocultándoselo a Clara para presentárselas en su primer aniversario de matrimonio. Así, de las 12 canciones del Op. 37 de Robert Schumann, tres son de Clara.

Ella fue la mano que ejecutó las composiciones de Robert cuando el se lastimó la mano y no pudo ejecutar mas el piano, el virtuosismo como pianista de Clara era tal que se la consideraba a la altura del mismo Franz Liszt.

Después de mudarse a Düsseldorf en 1853, a principios, Clara y Robert Schumann, finalmente, vivía en una casa suficientemente grande para que Clara pueda practicar y componer sin molestar a su nervioso marido  Durante ese verano, produjo varias obras, entre ellas los tres Romances para violín y piano, op. 22, que fue publicado en 1855 o 1856 en Leipzig.

La Romanza para Violín y Piano Op. 22 Nº 3, lleva la indicación de : "Leidenschaftlich schnell" algo asi como, segun el Google Traductor "Apasianado y rápido" es una obra muy romántica, con una acompañamiento bastante arpegiado y una melodía muy lírica a cargo del violín.

si no aparece la barra haz clic aquí

Texto: Wikipedia

Romanza en La menor para Violín y Orquesta
de Niccolo Paganini

Paganini coloca su violín en el hombro y lo que se escucha es indescriptible. Breves y semibreves, fusas y semifusas, corcheas y semicorcheas parecen tener alas y volar con el toque de sus dedos encantados. De repente, un sonido extraño interrumpe el solaz de la platea. Una de las cuerdas del violín de Paganini se rompió. El maestro paró. La orquesta paró. El público paró. Pero Paganini no paró. Mirando su partitura, continúa arrancando sonidos deliciosos de un violín con problemas. El maestro y la orquesta, exaltados, vuelven a tocar. Antes de que el público se serenara, otro sonido perturbador derrumba la atención de los asistentes. Otra cuerda del violín de Paganini se rompe. El maestro paró nuevamente. La orquesta paró nuevamente Paganini no paró. Como si nada hubiese sucedido, él olvidó las dificuldades y avanzó sacando sonidos de lo imposible. El maestro y la orquesta, impresionados volvieron a tocar.


Pero el público no podría imaginar lo que estaba por suceder. Todas las personas, atónitas, exclamaron OHHH! Una tercera cuerda del violín de Paganini se rompe. El maestro se paralizó. La orquesta paró. La respiración del público se detuvo. Pero Paganini continuó. Como si fuese un contorsionista musical, arranca todos los sonidos de la única cuerda que sobrara de su violín destruido. Ninguna nota musical fue olvidada. El maestro se anima. La orquesta se motiva. El público parte del silencio para la euforia, de la inercia para el delirio. Paganini alcanza la gloria. Su nombre corre a través del tiempo.

De Paganini se decía que tenía un pacto con el Diablo, tanto fue así que  el obispo de Niza le negó sepultura eclesiástica, al haberse negado a recibir la Extremaunción los días previos a su fallecimiento por pensar que todavía no había llegado su hora. Su cuerpo fue embalsamado durante dos largos meses y posteriormente, por espacio de un año, fue depositado en el sótano de la casa de su hijo, finalmente fue enterrado en el lazareto de Villefranche, pero aquí no terminaría la peregrinación, ya que años después sería trasladado a otros cementerios, hasta alcanzar el de Parma, en donde reposa actualmente.

Era incomprensible que tanto virtuosismo fuera posible en un hombre común, pero al parecer no era el Diablo lo que le posibilitaba el virtuosismo, sino su conformación física su doctor observó que cuando tocaba su codo cruzaba por encima del otro codo; la flexibilidad de Paganini era tan grande que la uña del dedo pulgar llegaba a tocar el dorso de su mano, esta hiperlaxitud le permitía tocar tres octavas con poco esfuerzo. No era el Diablo sino el sindrome de Ehlers-Danlos se caracteriza por existir laxitud e hipermovilidad articular, con mayor capacidad de estiramiento, características que poseía Paganini.

Su Romanza en La menor, es una pequeña y adorable obra con una dulce melodía, con gran expresividad del violín.

si no aparece la barra haz clic aquí

Texto:
Wikipedia
Artículo: Paganini el Violinista Diabólico del Dr Bacterio.

SOBRE LA VERSIÓN
Violín: Josef Suk

Orquesta: Prague Chamber Orchestra
Dirección: Josef Suk


Romanza en La menor para Violin y Orquesta Op. 42
de Max Bruch

Se podría decir que Max Bruch tiene la maldición del Hitazo, osea como en el caso de muchos compositores solo es conocido por unas pocas obras, en el caso de Max, su excelente Concierto para Violín Nº 1, y aunque compuso para muchos estilos de música, las más recordadas son sus obras para Violín. Fue un niño prodigio pues a los 11 años había compuesto obras que fueron ejecutadas en público. En la última parte de su vida solo quiso dedicarse a la composición y de esta etapa provienen la mayoría de sus obras.

La bella y romántica Romanza en La menor Op. 42 es una página lírica con un gran lucimiento y virtuosismo por parte del violín.

si no aparece la barra haz clic aquí

SOBRE LA VERSIÓN
Violín: Salvatore Accardo

Orquesta: Leipzig Gewandhaus Orchestra
Dirección: Kurt Mazur

SOBRE LA GRABACIÓN
PHILLIPS -Bruch: The Complete Symphonies

puedes conseguirlo en Amazon

Romanza para Violín y Orquesta en Fa menor Op. 11
de Antonin Dvorak

Dvorak no estaba conforme con su cuarteto de cuerdas Op. 9 tanto es así que decidió desconocerlo, solo se quedó con el movimiento lento de esta obra y la convirtió en una Romanza para Violín y Orquesta ( también para violín y piano ), no se como serán los otros movimientos del cuarteto, pero por el Resultado de la Romanza habria sido una pena perder esta bella melodía, que es una especie de Lamento que pasa por varios estados, luciéndose tanto el violín como la orquesta.

Gran parte de la música en el romance es original y no tenía lugar en el cuarteto de cuerdas abandonado - es sólo el tema principal, un cantabile completamente hermoso, que es compartida por el violín y la Orquesta. Dvorak es una rica veta de expresión, incluso en la introducción de piano u orquesta (casi eterea) - la modulación efímera a Sol contramelodía y la campana, son especialmente memorable. Hay un segundo tema que se levanta como si un aire mas ligero lo rodeara. A lo largo de la pieza hay un montón de pasajes especiales para el violinista, pero incluso en su forma más brava siempre hay un lirismo de lo que hace pensar dos veces antes de llamar a lo virtuoso.

Romanza para Violín y Orquesta en Fa Menor Op. 11

si no aparece la barra haz clic aquí

Romanza para Violín y Piano en Fa Menor Op. 11

si no aparece la barra haz clic aquí

SOBRE LA VERSIÓN: VIOLÍN Y ORQUESTA

Violín: Václav Hudeček

Orquesta: Czech Philharmonic Orchestra
Director: Jiří Bělohlávek

SOBRE LA GRABACIÓN
SUPRAPHON -Dvorak: Concertos

puedes conseguirlo en SUPRAPHON

SOBRE LA VERSIÓN: VIOLÍN Y PIANO

Violín: Bohuslav Matousek

Piano: Petr Adamec

SOBRE LA GRABACIÓN
BRILLIANT CLASSICS -Dvorak: The Masterworks

puedes conseguirlo en Amazon

Romanza para Violín y Orquesta en Re Mayor Op. 100
de Christian Sinding


Christian Sinding nació en Noruega, Kongsberg, en 1856 y falleció en Oslo, 1941. Hasta aquí la data fría. ¡Pero qué calor se desprenden de las geniales creaciones de este compositor noruego! Clásico romántico, sus obras destilan bellísimas melodías e inolvidables cadencias. Son destacables sus sinfonías, sus tres conciertos para violín  y su maestrísimo concierto para piano. Amigos y amigas, si no lo han escuchado antes, ya es hora.
Texto de "El cuervo Lopez"

La Romanza en Re Mayor Op. 100 comienza con la exposición de la orquesta, cuando aparece el violín que va exponiendo el primer tema (un tema muy romántico) que primero expondrá en forma tímida, luego mas animada y sera repetido por el tutti orquestal dando grandeza a la composición, luego el violín ejecuta un segundo tema, un poco más animado pero sin dejar el lirismo (se siente el calor como dice el cuervo), luego el violín ejecuta lo que podria ser un cadencia  y la orquesta quiere volver a l primer tema al que se vuelve pero de forma variada hasta que lo retoma el violín acompañado por el arpa haciendo un pequeña y dulce coda  termina esta bella obra.

si no aparece la barra haz clic aquí

SOBRE LA VERSIÓN:

Violín: Henning Kraggerud

Orquesta: Bournemouth Symphony Orchestra
Dirección: Bjarte Engeset


SOBRE LA GRABACIÓN
NAXOS - SIBELIUS: Violin Concerto / SINDING: Violin Concerto No. 1

puedes conseguirlo en PRESTO CLASSICAL

The Lark Ascending
(La Ascención de la Alondra)
Romanza para Violín y Orquesta
de Ralph Vaughan Williams


La alondra es un pájaro que en tierra no dice nada, domina el vuelo del canto. Gorjea mientras asciende en vertical y ya en las alturas comienza a dar, sin dejar de cantar, vueltas en el aire, para después subir y bajar, dibujando olas y trinos al mismo tiempo, dejando caer las notas de la canción sobre tierras pedregosas. Tras cinco minutos de pruebas cantadas, desciende en caida libre y, antes de estrellarse contra el suelo, se detiene en el aire, se posa lentamente y se calla.
"El vuelo del Canto" de Mónica Fernandez-Aceytuno.

Vaughan Williams escribió su romanza en 1914, inspirándose en el poema de mismo nombra de George Meredith (quien caló tan profundamente en la naturaleza), entre su segunda ("London") y su tercera ("Pastoral") sinfonías, aunque la revisó en 1920 y la dedicó a la violinista Marie Hall, que la estrenó en Londres en junio de 1921, dirigida por Adrian Boult. Esas olas y trinos que convertidos en notas, deja caer la alondra volandera sobre las pedregosas tierras, están a cargo del violín. Es una obra de caracter impresionista, Williams estudió con Ravel, si uno deja volar la imaginación, el violín nos eleva en el aire siguiendo los pasos de la alondra y la orquesta nos muestra un bello paisaje, tal vez una hermosa campiña inglesa.

Una Traducción libre del poema podría ser:

Alondra, veo tu alegría y quiero evocarte!
Tus alas te llevarán al seno de la aurora.
Solamente puedo verte, pero al descubrir tu canto
es como si el cielo me hablase.


Así eran los días cuando era niño;
dulces, mientras yo vivía en ellos;
queridos, ahora que se han ido.
A pesar de todo,
al ver tu vuelo,
sigo creyendo que el cielo me habla.

The Lark Ascending



si no aparece la barra haz clic aquí

Texto: "De la Alondra" articulo de Carlos Murciano Diario ABC Madrid

SOBRE LA VERSIÓN:

Violín: Hilary Hahn

Orquesta: London Symphony Orchestra
Dirección: Colin Davis


SOBRE LA GRABACIÓN
DEUTSCHE GRAMMOPHON - Elgar: Violin Concerto, op.61 / Vaughan Williams: The Lark Ascending

puedes conseguirlo en AMAZON

eldalai - disfruten - se agradecen comentarios

1 comentario:

  1. The Lark Ascending
    Para mi es una de las obras para Violin y orquestas que mas me gusta, me dejo volar mi imaginación; es tan bonita, me da tanta paz, nostalgia y reverencia. Gracias.

    ResponderEliminar