domingo, 28 de febrero de 2010

Stefano Landi III: La Morte d'Orfeo Acto III

Viene del Acto II

En cambio, a Orfeo, el hijo de Eagro, lo despidieron del Hades sin lograr nada, tras haberle mostrado un fantasma de su mujer, en cuya búsqueda había llegado, pero sin entregársela, ya que lo consideraban un pusilánime, como citaredo que era, y no se atrevió a morir por amor como Alcestis, sino que se las arregló para entrar vivo en el Hades. Ésta es, pues, la razón por la que le impusieron un castigo e hicieron que su muerte fuera a manos de mujeres.

El Banquete - Platon.




La Morte d'Orfeo
Tragiccomedia Pastorale
Acto III

Escena 1: La ira de Baco
Baco - Dionisio: En la mitología clásica, Dioniso (en griego antiguo Διώνυσος Diônysos o Διόνυσος Dionysos) es el dios del vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega. Aunque los orígenes geográficos de su culto son desconocidos, casi todas las tragedias le presentan como «extranjero». Fue también conocido como Baco (en griego antiguo Βακχος Bakkhos)y el frenesí que inducía, bakcheia. Es el dios patrón de la agricultura y el teatro. También es conocido como el ‘Libertador’ (Eleuterio), liberando a uno de su ser normal, mediante la locura, el éxtasis o el vino. La misión divina de Dioniso era mezclar la música del aulos y dar final al cuidado y la preocupación. Los investigadores han discutido la relación de Dioniso con el «culto de las almas» y su capacidad para presidir la comunicación entre los vivos y los muertos. En el panteón griego Dioniso fue incorporado como un hijo de Zeus y Sémele, si bien otras versiones afirmaban que era hijo de Zeus y Perséfone. Se le describe como femenino o «masculino-femenino». El nombre Dionysos es de significado incierto. Su elemento -nysos bien puede ser de origen no griego, pero dio- ha sido relacionado desde antiguo con Zeus (genitivo Dios). Para los autores griegos, Nisa era una ninfa que lo crió o la montaña donde era atendido por varias ninfas (las Nisíades), que le alimentaron y le hicieron inmortal por orden de Hermes.

Baco se siente furioso, ¿como que ha sido despreciado por un simple Pastor?, se siente insultado como Dios e invoca a la Furia para que lo vengue. Nisa le comenta que la Furia esta detenida en el Averno durante todo el día por orden de Júpiter. Esto enfurece más a Baco que declara la sentencia de muerte para Orfeo, Nisa intenta interceder, porque sería lamentable la muerte de la música de Orfeo, pero no logra convencer a Baco  y este va a hablar con Júpiter para liberar a la Furia.

si no aparece la barra haz clic aquí

BACCO BACO
Schernito es oltragiiato il padre Libero?
Dove? Da chi? Dal figlio di Calliope?
Vicino all’acque torbide dell’Ebro
che del suo fango or s’è fatto aureo?
Un Dio da un pastorello?
Ô com’avvampami lo sdegno al cor,
dov’il Furor aggirasi?
¿He sido despreciado y ultrajado?
¿Dónde? ¿Por quién? ¿Por el hijo de Calíope?
Junto a las aguas turbias de Hebro,
Que ha convertido su barro en oro.
¡Un dios insultado por un simple pastor!
¡Oh, qué rabia inflama mi corazón!
¿Furia donde te encuentras?
NISA NISA
Nelle grotte infernali.
Ivi, d’ordin’ di Giove,
Vuol che tutt’oggi confinato resti
Il messaggero alato de celesti.
En las grutas del Inframundo.
Allí, por orden de Júpiter,
el mensajero alado de los dioses
lo ha confinado durante todo el día
BACCO BACO
Forse perchè non turbi il bel convito
Le feste e l’alegriam ch’altr’ha d’Orfeo,
Egli dell’onta mia?
Lo turberà, vi spargerà del sangue.
Tal vez para no turbar al espléndido banquete,
la fiesta y la alegría de que otros disfrutan
con Orfeo, para mi vergüenza?
Lo turbaré, se derramara sangre.
NISA NISA
Deh! Frena il tuo disdegno!
Non si conviene a un dio tanto furore!
¡Espera! ¡Contén tu Ira!
¡Tanta rabia no es apropiada para un dios!
BACCO BACO
Conviensi morte a chi disprezza amore. Conviene la muerta a quien desprecia el amor.
NISA NISA
Un nume è ancor piacevole nell’ira! Un dios sigue siendo agradable incluso en su ira
BACCO BACO
Bacco, o dolcezza,
O sangu’e morte ispira.
Baco, o dulzura,
o sangre y muerte inspira.
NISA NISA
Il vestir lieto e ‘l volto amor promette Tus ropas alegres y tu rostro prometen amor.
BACCO BACO
Il tirs’e le mie tigri ancor vendette. Mi Tirso y mis tigres prometen venganza.
NISA NISA
Deh! Per mio amor, perdona! Por piedad, por mi amor, perdónalo!
BACCO BACO
Al tuo nemico? ¿A tu enemigo?
NISA NISA
Al comun bene, al canto a tutti amico Por el bien común, por el canto que es amigo de todos.
BACCO BACO
No sai, misera Nisa, i scorni tuoi!
Sappili da compagne.
Ecco gemendo van per le champagne.
Io m ne volo al Ciel, quindi all’Inferno,
Per impetrar da Giove,
Di menar il Furor dove mi giove.
¡Condenada Nisa, no tienes vergüenza!
Aprende de tu compañera.
Eco: Lamentando que van por el campo.
Voy a volar al cielo, luego al infierno,
pediré a Júpiter
para llevar a la Furia donde me va a ayudar.

Escena 2: El Juicio a Orfeo.
Las Ménades: En la mitología griega, las Ménades son seres femeninos divinos estrechamente relacionados con el dios Dioniso (Baco para los romanos), dios supuestamente originario de Tracia y Frigia. Las primeras ménades fueron las ninfas que se encargaron de su crianza, y que posteriormente fueron poseídas por él, quien les inspiró una locura mística. Esto las contrapone a las Bacantes o Basárides, mujeres mortales que emulan a las ménades, que se dedican al culto orgiástico de Dionisios. No hay unanimidad, sin embargo, en estas acepciones. En muchas fuentes Ménades y Bacantes son sinónimos, entendiéndose por Bacante la acepción latina de Ménade. Literalmente Ménades puede traducirse por "las que desvarían". Se las conocía como mujeres en estado salvaje y de vida insana con las que era imposible razonar. Se decía de ellas que vagaban en bandas rebeldes o Thiasoi por las laderas de las montañas. Los misterios de Dionisos, el dios del vino, el misterio y la intoxicación, les llevaban a un frenesí extásico. Se permitían dosis importantes de violencia, derramamiento de sangre, sexo y auto-intoxicación y mutilación. Se las representa pictóricamente a menudo ataviadas con coronas de hojas de vid, vestidas con pieles de cervatillo, llevando el Thirsus, (del griego Thyrsoi), una varita con una piña en la punta y adornada con hiedra u hojas de vid, y danzando con el abandono salvaje a la naturaleza primaria. Se supone también que llegaban a practicar en su éxtasis el esparagmos, o desgarro de sus víctimas en trozos tras lo que ingerían su carne cruda (omofagia). En el relato mítico de la muerte Orfeo, las Ménades despedazan a Orfeo por rechazar éste el culto a Dionisios en favor del culto a Apolo, identificado con el sol. Según otras fuentes lo hacen afrentadas por su misoginia, sustituida por homosexualidad. De una forma similar, en Las Bacantes de Eurípides, éstas, descuartizan al rey tebano Penteo por prohibir éste el culto a Baco, primo suyo, por cierto, y negar su divinidad. Varios autores, (entre ellos Nietzsche, en El nacimiento de la tragedia, y Julio Cortázar, en Las Ménades), ven en el mito de la muerte de Orfeo la confrontación permanente existente entre los principios apolíneo y dionisíaco, entre la serenidad y la orgía, entre la racionalidad y el abandono a los instintos, siendo Orfeo, el inventor de la lira, la medicina y otras artes, el que provoca su propia destrucción a manos de las fuerzas de la naturaleza por él desatadas.

Eco: Eco (en griego antiguo Ηχώ Êkhố) es, en la mitología griega, una oréade (ninfa de la montaña) del monte Helicón, que amaba su propia voz. Fue criada por ninfas y educada por las Musas. La bella y joven Eco era una ninfa que de su boca salían las palabras más bellas jamás nombradas. En cuanto a las palabras ordinarias se oian de forma mas placentera. Esto molestaba a Hera, celosa de que Zeus, su marido, pudiera cortejarla como a otras ninfas. Y así sucedió. Cuando Hera descubrió el engaño, castigó a Eco quitándole la voz y obligándola a repetir la última palabra que decía la persona con la que mantuviera la conversación. Incapaz de tomar la iniciativa en una conversación, limitada sólo a repetir las palabras ajenas, Eco se apartó del trato humano. Retirada en el campo, Eco se enamoró del hermoso pastor Narciso, hijo de la ninfa Liríope de Tespia y del dios-río Céfiso. Sin embargo, el vanidoso joven no tenía corazón y la consideró loca, ignorándola totalmente. Con el corazón roto, Eco pasó el resto de su vida en cañadas solitarias, suspirando por el amor que nunca conoció, debilitándose y adelgazando, hasta que sólo quedó su voz...

Un triste y bello coro de Ménades se lamentan por el desprecio de Orfeo y se preguntan ¿y quién, ahora, calmará nuestro suspiros y llantos?, cosa que podía hacer el mágico canto de Orfeo, Nisa vuelve a tomar la palabra y por un recurso poético muy original e interesante que habla de la genialidad de Landi, Cada ultima palabra de las frase de Nisa, es convertida en dos palabras por Eco, en su próxima frase Nisa repite las palabras de Eco y el ciclo se repite. Entonces el texto de Nisa se va convirtiendo de lamento a una condena a muerte furiosa hacia Orfeo.

si no aparece la barra haz clic aquí
CORO DI MENADI A 4 CORO DE MÉNADES A 4 VOCES
Dove be mandi, o dolce Orfeo,
Lontan dal doce canto?
E chin e acoglie, ahimè sospir’e pianto?

Dunque, discilto e vagabondo il crine
Ondeggi scherzi ai venti
E scherzi all’ aure sian nostri lamenti.

E tu che fai? Nella spinosa mano
Di fior corona intesta rimanti rotta
E secca alla foresta.

¿¿Dónde nos mandas, oh dulce Orfeo?
¿Lejos de tu dulce canto?
¿y quién, ahora, calmará nuestro suspiros y llantos?

Así, desordenados y vagabundos nuestro cabellos,
ondean jugando con el viento.
Y la brisa se burla de nuestros lamentos.

¿ y tú qué haces? En tu espinosa mano
Una corona de flores se rompe
Y se seca en el bosque.
NISA NISA
Dunqu’Orfeo c’abbandona?
Hor dov’irem dolenti?
Amate selve, Deh, rispondete voi
Ne guidate che noi già disperiamo

ECO 1: …speriamo
ECO 2: …amo
¿Entonces Orfeo nos abandonas?
Ahora, ¿dónde iremos dolientes?
Bosques Amado, ¡Ay, respóndenos,
guíanos, que ya desesperamos.

ECO 1: …esperamos
ECO 2: …amo
NISA NISA
NISA:
Speriamo, se pur amo e se sia mai ch’Orfeo.
Delle nostre dolcezze s’innamore.

ECO 1: …amore
ECO 2: …more
Esperemos, si puede mi amor,
O si alguna vez Orfeo,
De nuestra dulzura se enamora

ECO 1: …amor
ECO 2: …muere
NISA NISA
Se mor’amor in lui come viveremo noi
Deh, gentil Eco, a quel crudel il nostro
Mal raconta.

ECO 1: …conta
ECO 2: …onta.
Si el amor muere en él, ¿Cómo podemos vivir?
Ora, gentil Eco, Dile a ese hombre cruel
de nuestro sufrimiento.

ECO 1: …cuenta
ECO 2: …vergüenza.
NISA NISA
Conta l’onta di Orfeo ma che faranno
Inferne donne ed imbelli?
Dunque novo l’alma si dispera!

ECO 1: …pera
ECO 2: …era.
Hablan de la vergüenza de Orfeo.
¿Pero eso hace a las mujeres débiles e indefensas?
¡Luego, una vez más el alma desespera!

ECO 1:…perece
ECO 2: …eras.
NISA NISA
Era amant’ hora pere niuno gema più,
Né più sospire.

ECO 1: …spire
ECO 2: …ire.
Era un amante, ahora perece.
Que nadie llore o suspire por él nunca más.

ECO 1: …inspira
ECO 2: …ir.
NISA NISA
Ire spiri ciascuna alla vendetta che più
S’aspetta? Ciascuno corr’in furie.

ECO 1: …furie
ECO 2: …rie.
Todo nos inspira a ir por la venganza.
¿Porqué esperar? Que cada una acreciente su furia.

ECO 1: …furia
ECO 2: …malvado.

NISA NISA
Le rie furie d’Averno venghino prima
ad incitar il core, poscia l’anciderem
senza demora.
Mora!
Que la malvada furia del Averno
Venga a urgir nuestros corazones,
Entonces iremos a matar sin demora,
¡Muere!
UNA DELLE MENADI: UNA DE LAS MÉNADES:
Mora! ¡Muere!
UNA DELLE MENADI: UNA DE LAS MÉNADES:
Mora! ¡Muere!
ECO 1: … Mora!
ECO 2: … Mora!
ECO 1: … ¡Muere!
ECO 2:: … ¡Muere!

Escena 3: Testigos de la Tragedia
La Escena de la muerte de Orfeo descuartizado por las Ménades no se representa en la Obra pero como en la Novela Crónica de una Muerte Anunciada de Gabriel García Marquez, en estas escenas y sobre todo en el acto IV, tendremos a varios Testigos que contarán los sucedido. Aquí tenemos a dos pastores Ireno y Lincastro. Ireno le cuenta la tragedia a Lincastro, acción que se ve interrumpida por la aparición de bestias salvajes que los aterrorizan. 

si no aparece la barra haz clic aquí
IRENO IRENO
Ahí, infelice Ireno! Ahí! Lagrimose luci
che vedeste spettacolo si fiero,
com’a sonno inmortal non vi chiudiste?
Ahí, vago ciglio! Ahí, lagrimosa sorte
Che premio del tuo cant’hai dura sorte.
¡Ay, Ireno infeliz! ¡Ay, ojos llorosos,
que deben ver un espectáculo tan salvaje!
¿Por qué no se cierran en el sueño inmortal?
¡Ay!, dulce rostro, ¡Ay!, triste destino,
que, como recompensa por su canto
debe tener la muerte tan dura!
LINCASTRO LINCASTRO
Non è quel, che di dolce amaro pianto
fa rimbombar la selve, il nostr’Ireno?
Ah, sí, de, perchè tanto, caro Pastor, ti lagni?
Dèh, perchè il volto bagni di amara
pioggia e questo lid’ ameno fai al tuo
duol doler, gemer i venti aigravi tuoi
lamenti?
No es este, cuyo agridulce lamento
resuena en los bosque ¿No es nuestro Ireno?
¡Ah, sí, dime, querido pastor, ¿por qué llorar así?
¡Ay, ¿por qué se bañe tu rostro
con la lluvia amarga, y hacer de esta tierra
agradable sufrir con su dolor, y los vientos
gemir con sus graves lamentos?
IRENO IRENO
Veduto hai ben, Lincastro quel domestico
Cigno è cosi vago di cantar sulla riva
Di questa d’or corrente acque nativa
Has visto muchas veces, Lincastro,
aquel rostro familiar,
que suele cantar en las riveras
de esta dorada corriente de agua.
LINCASTRO LINCASTRO
Cento a più voltre,
ogn’ora tra pastori dimora.
Un centenar de veces y más;
siempre canta entre los pastores
IRENO IRENO
Od mentre lieto canta ed allegra
De’ Numi’il bel convito
Ecco bien dalle selve stuol’ardito,
(Ch’il crederia?)
D’imbelli’invidiosi augelli
Ch’al bel cigno canoro
Dieron morte crudele,
E tal fu’l lor furore ch’avendo quelle
Membra, ahimé, divise,
ciascun ne portó via quel che recise.
Ahora bien, mientras que feliz cantaba y alegraba
El suntuoso banquete de los dioses,
He aquí, desde el bosque llegó una oscura tropa
(¿Quién lo creería?)
De cobardes, aves envidiosas
que al bello cisne cantor
dieron una muerte cruel;
y tal era su furia que, habiendo,
¡Ay, desgarradolo miembro a miembro,
cada uno de ellos se llevaron lo que había cortado.
LINCASTRO LINCASTRO
Ah! Prodigi son questi d’impendente
Destin Segni funesti? Anzi che veggio?
Ahimé! Fuggiamo Ireno.
Oh! Prodigios son estos!
Penosos signos funestos. Pero, ¿qué veo?
¡Ay, huyamos, Ireno!
IRENO IRENO
Lupi son, mostri son, d’ira frementi,
Salviam’i nostri armenti!
Son lobos, monstruos temblando de rabia;
¡Salvemos nuestros rebaños!

Escena 4 Final: La Furia desatada.
La Furia o Erinias: Aunque en esta obra La Furia esta representada por una voz masculina, las furias eran entidades femeninas en la mitología grecoromana. Las Erinias son fuerzas primitivas anteriores a los dioses olímpicos, por lo que no se someten a la autoridad de Zeus. Moraban en el Érebo (o en el Tártaro según la tradición), el inframundo, del que sólo volvían a la Tierra para castigar a los criminales vivos, sometiendo mientras a torturas sin fin a los eternamente condenados. A pesar de su ascendencia divina, los dioses del Olimpo muestran una profunda repulsión hacia estos seres que no toleran. Por su parte, los mortales las temen y huyen de ellas. Es esta marginación y la necesidad de reconocimiento que implica lo que, en la obra de Esquilo, llevará a las Erinias a aceptar el veredicto de Atenea, a pesar de su inagotable sed de venganza. Cuando una maldición ritual en la Ilíada invoca a «vosotros, que en lo profundo castigáis a los muertos que fueron perjuros», «las Erinias son simplemente una encarnación del acto de automaldición que conlleva el juramento», según Burkert. Son las encargadas de castigar los crímenes durante la vida de sus autores, y no más tarde. No obstante, siendo su campo de acción ilimitado, si el autor del crimen muere, lo perseguirán hasta el inframundo. Justas pero sin piedad, ningún rezo ni sacrificio puede conmoverlas ni impedir que lleven a cabo su tarea. Rechazan las circunstancias atenuantes y castigan todas las ofensas contra la sociedad y la naturaleza como el perjurio, la violación de los ritos de hospitalidad y sobre todo los crímenes o asesinatos contra la familia. En épocas antiguas se creía que los seres humanos no podían ni debían castigar tan horribles crímenes, correspondiendo a las Erinias perseguir al desterrado asesino del fallecido en venganza, hostigándole hasta hacerle enloquecer (de ahí su nombre latino, derivado de «furor»). La tortura sólo cesaba si el criminal encontraba a alguien que le purificase de sus crímenes. Némesis representa un concepto similar, y su función se solapa con la de las Erinias, con la diferencia de que aquélla castigaba las faltas cometidas contra los dioses. La diosa Niké tenía originalmente un papel parecido, como portadora de una victoria justa. Castigaban el hibris o exceso. Prohibían a los adivinos revelar fielmente el futuro para que este conocimiento no acercara al hombre a los dioses. Se representa a estas hórridas deidades vengadoras como genios femeninos con serpientes enroscadas en sus cabezas entre el pelo, portando látigos y antorchas, y con sangre manando en lugar de lágrimas en los ojos. También se decía que tenían grandes alas de murciélago o pájaro, o el cuerpo de un perro. Solían ser comparadas con las Gorgonas, las Grayas y las Arpías debido a su espantosa y oscura apariencia y al poco contacto que mantenían con los dioses olímpicos. Atormentan a los que hacen el mal, persiguiéndolos incansablemente sobre la Tierra hasta volverlos locos. En un sentido más amplio, la Erinias representan la rectitud de las cosas dentro del orden establecido, protectoras del cosmos frente al caos. En la Ilíada privan de la palabra a Janto, el caballo de Aquiles, por culpar a los dioses de la muerte de Patroclo y privan de descendencia a Fénix. El filósofo Heráclito decía que si Helios decidía cambiar el curso del Sol a través del cielo, ellas le impedirían hacerlo. Según Hesíodo, las Erinias son hijas de la sangre derramada por Urano sobre Gea cuando su hijo Crono le castró, siendo pues divinidades ctónicas.
Su número suele permanecer indeterminado, aunque Virgilio, inspirándose probablemente en una fuente alejandrina, nombraba tres:
* Alecto (Άληκτώ, ‘implacable’), que castiga los delitos morales.
* Megera (Μεγαιρα, ‘seductora’), que castiga los delitos de infidelidad.
* Tisífone (Τισιφονη, ‘vengadora del asesinato’), que castiga los delitos de sangre.
Epiménides las hacía hermanas de las Moiras, hijas de Crono y Eurínome; Esquilo, hijas de Nix, la Noche; y Sófocles, hijas de Gea y Skotos, las Tinieblas. En la tradición órfica, eran hijas de Hades y Perséfone

Baco agradece a la Furia por sus servicios, el haber llenado de ira los corazones de las Ménades: "Envenenaste sus teas, y odio es el veneno por el que cada corazón de repente se deshace; inflamaste los corazones y los pechos de mi Ménades; Corrieron, crueles y despiadadas, para desmembrar a Orfeo, tiñendo la ribera con su sangre, y su extremidad dispersaron por todos lados." La Furia vuela a encontrarse con las Ménades en su fiesta de sacrificio.

Un Triste coro de pastores lamentando lo ocurrido concluyen este acto.

si no aparece la barra haz clic aquí
BACCO BACO
Se mai per nostro amore,
Ardito mio ministro,
Guerreggiasti nell’armi,
Oggi fà che di palme
Assai più degn’il crine t’incorone.
si alguna vez, por nuestro amor,
mi valiente ministro ,
luchaste con las armas,
hoy con las palmas
así corono tu cabeza
FURORE LA FURIA
Eccom’al paragon d’ogni altro tempo,
pront’ a’ cenni tuoi, ad seguir vendette,
a impenar dardi, ad infiammar saette.
Aquí estoy, como siempre,
listo a obedecerte para vengarte,
con dardos y flechas ardientes.
BACCO BACO
Avvelena la face ed odio sia ‘l veleno
Ond’ogni cor di súbito si sface;
Il cor avvampi e ‘l seno delle Menadi mie:
Corrqan spietate e rie ad isbranar Orfeo
E sian le rive del suo sangue cosparte
E le membra divis’a parte a parte.
Envenenaste sus teas, y odio es el veneno
por el que cada corazón de repente se deshace;
inflamaste los corazones y los pechos de mi Ménades;
Corrieron, crueles y despiadadas, para desmembrar a Orfeo,
tiñendo la ribera con su sangre,
y su extremidad dispersaron por todos lados.
FURORE LA FURIA
Or , or, Bacco vedrai la tua vendetta viva
É lacerai. Orfeo di riva in riva.
Ahora, ahora, Baco, puedes ver tu venganza
Y Orfeo desgarrado una orilla a otra.
BACCO BACO
Ecco là sopra il monte chiaman ‘l nume
rio ne’ sacrifici, di tirs’ armat’ e pronte,
A ricever nel petto le fiamme tue ed il
velen d’Aletto
He aquí, allá en las montañas,
las Ménades invocar el dios del mal en los sacrificios,
armadas con tirsos y listas para recibir
las llamas en sus pechos del veneno de Alecto
FURORE LA FURIA
Io volo dunque. Entonces voy a volar hasta allí
BACCO BACO
E spira odio dovunque pass’ incendio ed ira Dondequiera que vaya, respira odio, ira y fuego
CORO DI PASTORI A 5: CORO DE PASTORES A 5 VOCES
O quante strida, o quanti s’odon per
Queste selve sospir, lamenti, pianti,
Mostri selvaggi
E sanguinose belve.
¡Oh, qué gritos!, ¡Oh, como se oyen!.
lamentos, lágrimas y llantos en estos bosques,
Qué monstruos y bestias salvajes
sedientas de sangre.
DUE PASTORI DOS PASTORES
L’Ebro ch’ ha d’oro i flutti, pallido corre
E geme, secchi son’ e distrutti i vaghi
Fior ch’ha nelle spond’ estreme.
El Hebro, de las olas doradas, corre pálido
y llora, las flores hermosas en sus
riberas están más lejos se secan y achicharran.
CORO DI PASTORI A 5: CORO DE PASTORES A 5 VOCES
Given pur ora allegri gl’augei di faggio
In faggio or stan solinghi ed egri e su
nel Ciel sparito è il più bel raggio.
Hasta ahora, las aves revoloteaban
alegremente de una haya a otra,
y ahora están solas y tristes,
y el rayo más bello en el cielo se ha desvanecido.
DUE PASTORI DOS PASTORES
Qualche grave rovina sovrasta a questi lidi,
O fiamma repentinam o inimica mano,
O pett’ infidi!
Una grave ruina pende sobre estas costas.
Ya sea una llama repentina, o una mano hostil,
o un corazón desleal!
CORO DI PASTORI A 5: CORO DE PASTORES A 5 VOCES
O Ciel sí liberale in dar Segni dell’Ire
Non far colpo mortale e scendan parchi
I fulmini a ferire.
¡Oh, cielos, tan generoso en dar muestras de su ira,
no des el golpe mortal, y deja que tus rayos cesen,
pero con moderación!

Fin del Tercer Acto.
Esta historia continuará en el Acto IV

Sobre la Versión:
Director: Françoise Laserre

Cantantes: Cyril Auvity, Guillemette Laurens, Dominique Visse, Jan van Elsacker, Damien Guillon, Aurore Bucher, Emmanuel Vistorky, Vicente Lesage, Bertrand Dazin, Geoffroy Buffière, Cécile Kempenaers, Cécile Vieslet, Laurence Renson.

Coro: AKADÊMIA

Orquesta: AKADÊMIA

Casa: Zig-Zag Térritories
CD: 2
AÑO: 2006
Puedes conseguirlo en  Amazon

Los Intérpretes:
Baco y Caronte: Dominique Visse - Contraternor
Dominique Visse comenzó su carrera como cantante a los 11 años como miembro del coro en la catedral de Notre Dame en París. Al mismo tiempo, comenzó a estudiar el órgano y flauta en el Conservatorio de Versalles. ¿Ya eres un apasionado de la música renacentista y medieval, en 1976 se encontró con el gran pionero de la voz de contratenor, Alfred Deller, y se convirtió en su alumno. También trabajó con Nigel Rogers, René Jacobs y William Christie. En 1978 Dominique Visse fundó el Ensemble Clément Janequin, con quien ha realizado una serie de grabaciones de referencia de chansons polifónicas francesas del siglo 16. Al año siguiente se convirtió en uno de los miembros fundadores de Les Arts Florissants y editó gran parte del repertorio del conjunto en sus primeros años. Desde entonces, Dominique Visse se ha convertido en uno de los artistas líricos más populares en el mundo de la ópera barroca, en colaboración con René Jacobs, Jean-Claude Malgoire, Philippe Herreweghe, Ton Koopman, William Christie, Alan Curtis, Nicholas McGegan, Christophe Rousset, Ivor Bolton y Robert King, en las óperas de París, Berlín, Colonia, Amsterdam, Lausanne, Tel-Aviv, Montpellier, Houston, Barcelona, Munich, Versalles, en la Monnaie en Bruselas, en el Châtelet y el Théâtre des Champs Elysées en París, de gira en Japón y América del Norte, y en los Festivales de Aix en Provence, Innsbruck y Edimburgo. Dominique Visse no se limita al Barroco y el repertorio inicial. Ha cantado en Les Offenbach bandidos, dirigido por Jérôme Deschamps y ha grabado el papel de la marquesa en incompris Gendarme Poulenc para Decca. También se realiza con frecuencia música contemporánea y ha participado en Outis ópera de Luciano Berio en La Scala de Milán y en el Théâtre du Châtelet de París. En julio de 1999, interpretó el papel de Oreste en La Belle Hélène de Offenbach puesta en escena de Herbert Wernicke en el Festival de Aix en Provence y revivió en Salzburgo en agosto de 2001. En diciembre de 2002 actuó en otra producción de La Belle Hélène en Israel, seguido por Rinaldo en Berlín en enero de 2003, Perela, L'homme de Fumée de Pascal Dusapin en la Ópera de París en febrero de 2003, seria Florian Gassmann Opera en el Théâtre des Champs Elysées en marzo de 2003, las reposiciones de Il ritorno d'Ulisse y Rinaldo en Munich en julio de 2003, las reposiciones de Agripina en La Moneda y el Théâtre des Champs Elysées, en junio y septiembre de 2003, un renacimiento de la Wernicke / Jacobs producción de La Calisto en Viena (junio de 2003), que también se realiza en Luxemburgo en octubre de 2003, y un nuevo trabajo "La Frontière de Philippe Manoury en el St Vincent Carré en Orléans, Bouffe du Nord en París y en gira en Francia en Octubre y noviembre de 2003 . En octubre de 2004 Dominique Visse interpretó a Nireno en una nueva producción de L'incoronazione di Poppea en el Théâtre des Champs Elysées puesta en escena de David McVicar y dirigida por René Jacobs, seguido de un resurgimiento de la Alden David / Ivor Bolton producción de L'incoronazione di Poppea en la Ópera de París en enero de 2005. Representaciones de ópera más reciente Dominique Visse incluyen Agripina, de Haendel, con Jean-Claude Malgoire en marzo de 2005 una nueva producción de La Calisto de Cavalli en Munich en mayo de 2005, Don Quichotte de Sartori con René Jacobs en Innsbruck, en agosto de 2005, y las reposiciones de óperas de Monteverdi en Munich en 2005 y 2006. Sus próximas producciones de ópera incluyen Kagel Mare Nostrum y de Il ritorno d'Ulisse con Jean-Claude Malgoire y el Atelier Lyrique de Tourcoing, en la primavera de 2007, más reposiciones de La Calisto y las óperas de Monteverdi en Munich, una nueva producción de Giulio Cesare en la Monnaie en Bruselas, dirigida por René Jacobs y L'incoronazione di Poppea dirección de Emmanuelle Haïm en Glyndebourne en 2008. Así como su trabajo en la ópera, Dominique Visse sigue tocando y grabando con su Ensemble Clément Janequin. Su reciente grabación de trabajos no publicados por Claude Lejeune ha sido recientemente lanzado con gran aclamación. El Conjunto serán artistas en residencia en el festival de música del Renacimiento Amberes en agosto de 2007. Dominique Visse lleva a cabo programas de recital de música que van desde Machaut a Berio, a través de Dowland, Schubert, Offenbach, Massenet, Satie, Poulenc y Takemitsu. Él ha hecho más de cincuenta grabaciones, principalmente para harmonia mundi. En 2007 se registro un recital para los registros de Dowland Satirino. 
Mas información: Página de Dominique Visse

Aurora, Nisa y Euridice: Aurore Bucher
La soprano francesa, Aurore Bucher, comenzó a estudiar piano a la edad de 7 años en el Conservatorio de Estrasburgo. Después de un Master en Filosofía de París X-Nanterre, entró en la clase de canto de María Calrie Cottin. Se graduó en 2001 con un primer premio. Entró en la Maîtrise de Notre Dame de París, donde estudió el repertorio que van desde el canto gregoriano hasta música contemporánea, sacra o secular, bajo la dirección de maestros como Nicole Corti, Denis Rouger, Sylvain Dieudonné, John Nelson, y tomó parte del Master-Class con Alain Buet, Peter Harvey, Hans Peter Blochwitz, Martin Isepp y Egmond. Se graduó en junio de 2003 con la mención de Honor. Además, estudió French-Mélodie con Francoise Pollet y François Le Roux en la Academia de Saint-Maurice Ravel, donde ganó el Premio de Gerard Souzay en septiembre de 2004 y el Premio de Pierre Bernac en 2006. Aurore Bucher, ahora canta el repertorio barroco regularmente bajo la dirección de Martin Gester, Gabriel Garrido, Jean-Claude Malgoire, Françoise Lasserre y Il Seminario Musicale de Gérard Lesne. Ella hizo su debut en el escenario en septiembre de 2003 con el papel de Josabeth en Athalia Georg Friedrich Händel, bajo la dirección de Paul McCreesh. Luego cantó Eugenio I en el oratorio de Hasse Pellegrini al Sepolcro di Nostro Signore con Il Seminario Musicale en el Festival de la Chaise-Dieu, y Messagiera en Orfeo de Monteverdi con La Fenice, bajo la dirección de Jean Tubéry en el Grand Théâtre de Rennes, el Teatro Arriaga de Bilbao y Helsinki. Mira Godleanu y Federico Haasinvited acompañó para el considerando aa dedicado a las grandes heroínas de Lully y Rameau en Zagreb y Brezice. Aurore Bucher ha registrado Euridice, Aurora y Nisa en La Landi Morte d'Orfeo Akademia (conductor Françoise Lasserre), Johann Pachelbel motetes y cantatas y algunas JS Cantatas de Bach con la orquesta les Agrémens (director de orquesta Jean Tubéry).

La Furia: Vicente Lesage ver Apolo en Acto II

Ireno, Fileno: Jan van Elsacker
El tenor belga, Jan van Elsacker, disfrutó de su primera formación en canto Kathedraalkoor el de Amberes, bajo la dirección de Jan Schrooten, que le dio con frecuencia la oportunidad de actuar como solista. Cursó estudios en el Koninklijk Vlaams Muziekconservatorium en Amberes, y recibió el 1er premio para el canto y piano con Liane Jespers y Frédéric Gevers, respectivamente. Más tarde siguieron las lecciones con Dina Grossberger y la participación en Master-Class con Noelle Barker. De 1987 a 1991 Jan van Elsacker cantó en varios conciertos con el Collegium Vocale Gent y La Chapelle Royale (Philippe Herreweghe), La Petite Bande (Gustav Leonhardt, Sigiswald Kuijken), Anima Eterna (Jos van Immerseel) y el Vlaams Radiokoor (Vic Nees) . Con el Consort Currende (Erik Van Nevel) realizó grabaciones para la radio y la televisión (entre otras cosas, la polifonía flamenca de la serie 'de Eufoda) y grabaciones de CD. En 1996, Jan van Elsacker se convirtió en ganador del Concurso de Musica Solista Internacional de Antiqua Brujas "y fue seleccionado para''Erna Spoorenberg Vocalisten Presentatie. En 1997, realizó junto con el considerando Jos van Immerseel Lieder de Schubert, y con Claire Chevallier fue invitado por Radio Bremen a cantar Lieder de Haydn y Schubert. En 1998, cantó cantatas de J.S. De Bach con Musica Antiqua Köln, dirigida por Reinhard Goebel en el Festival de Música Antigua de Brujas. Ha participado en conciertos con Nederlandse Bachvereniging, me Fiamminghi, Capella Musicae Graz, Currende, Ex Tempore, Ricercar Consort, Le Parlement de Musique, Rheinische Kantorei, La Fenice, Il Gardellino, Collegium Instrumentale Brugense y otros grupos de renombre internacional. En la actualidad, Jan van Elsacker regularmente colabora con el conjunto Akademia (Francia), dirigida por Françoise Lasserre y con el Huelgas Ensemble, dirigida por Paul van Nevel. El CD de Jan van Elsacker puede ser oído como Evangelista en Johannes-Passion por Georg Friedrich Händel y las Vísperas María de C. Monteverdi (etiqueta de "Vox Temporis", dirigida por Florian Heyerick).

Lincastro, Fosforo:  Damien Guillon
Damien Guillon comienza su educación musical en 1989 en la Maîtrise de Bretagne dirigida por Jean-Michel Noël, y recibe desde su más tierna infancia una formación musical completa. Desde muy pronto comienza a aparecer como soprano solo en la Pasión según San Juan de J.S. Bach y en la Flauta Mágica de W.A Mozart, en la Ópera de Rennes. De 1998 a 2001, Damien Guillon estudia en la Maîtrise du Centre de Musique Baroque de Versailles, dirigida por Olivier Schneebeli. Perfecciona su técnica vocal y profundiza sus investigaciones sobre la interpretación de la música antigua con Howard Crook, Jérôme Corréas, Noëlle Barrer y Maarten Köningsberger. Paralelamente al canto, Damien Guillon estudia órgano con Frédéric Desenclos y Véronique Le Guen, y obtiene los Premiers Prix de Basse-Continue et de Clavecin en el Conservatoire de Boulogne-Billancourt en la clase de Frédéric Michel y de Laure Morabito. En 2004 ingresa en la prestigiosa Schola Cantorum de Basilea para estudiar con el contratenor Andréas Scholl. Damien Guillon ha cantado bajo la batuta de reputados directores como Vincent Dumestre, Hervé Niquet, Jérôme Corréas, Philippe Pierlot, Jean-Claude Malgoire, Christophe Rousset y Philippe Herreweghe, abarcando un repertorio que incluye Songs del Renacimiento y los grandes oratorios y óperas del Barroco (Pasión según San Juan, Misa en Si m., Misas Luteranas, Oratorio de Navidad y Cantatas para alto solo de J.S. Bach; Messías de G.F. Haendel; King Arthur y Dido y Eneas de H. Purcell). Damien Guillon es invitado regularmente para dar recitales en Francia y en el extranjero, y ha participado en varias producciones escénicas, entre las que cabe destacar Athalia de G.F. Haendel bajo la dirección de Paul McCreesh. Ha participado en una decena de grabaciones discográficas y ha actuado en los principales festivales europeos de música antigua: Versalles, Ambronay, Beaune, Utrecht, Roma, Lisboa. Durante la temporada 2006-2007, Damien Guillon actuará en París, en el Théatre du Châtelet, en el Magnificat de J.S. Bach con las Folies Françoises y Patrick Cohen Akenine, hará el papel de Arcanio en Teseo de G.F. Haendel, en la Ópera de Nice, bajo la dirección de Gilbert Bezzina, y será Anfinomo en Il Ritorno d'Ulisse de C. Monteverdi en el Théatre Royal de la Monnaie de Bruselas bajo la dirección de Philippe Pierlot.

eldalai - se agradecen comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada