domingo, 18 de octubre de 2009

Joseph Haydn I: Die Schöpfung (La Creación) Parte I

Quise compartir y generé la creación
me vertí en todas las cosas y puse mi Espíritu en todas las Almas.
Mensaje Acuariano - Enrique Barrios.

Del Cumpleaños de la Creación


Parece ser que el próximo 23 de Octubre de este año todo lo que existe cumplirá 6013 años, por lo menos eso fué lo que dedujo un sabio del siglo XVII.

James Ussher (1581-1656), arzobispo de Armagh, primado de Irlanda y vicecanciller del Trinity College de Dublín, estaba muy bien considerado en su día como un hombre de Iglesia y como un erudito. De sus numerosas obras, su tratado sobre la cronología ha demostrado ser el más duradero. Sobre la base de una correlación compleja de Oriente Medio y la historia del Mediterráneo y las Sagradas Escrituras, se incorporó a una versión autorizada de la Biblia impresa en 1701, y así llegó a ser considerado casi con reverencia ciega tanto como la Biblia misma. Una vez establecido el primer día de la creación como el domingo 23 de octubre 4004 antes de Cristo, por los argumentos expuestos en el siguiente pasaje, Ussher calculó la fecha de otros acontecimientos bíblicos, concluyendo, por ejemplo, que Adán y Eva fueron arrojados del Paraíso el lunes 10 de noviembre 4004 aC, y que el arca tocó tierra en el Monte Ararat, el 5 de mayo 2348 antes de Cristo », en un miércoles. Osea la humanidad solo estuvo 15 días en el paraiso. Aunque este dato parece cómico, fue obtenido por un serio estudio pero claro con los elementos que tenía en esa época.

De la Justificación de los Sabios Hebreos.


Los primeros cinco libros de la Biblia, llamado al grupo Pentateuco, (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) derivan de la Torá hebrea y la tradición dice que estos libros fueron escritos por Moisés. Una vez leí una historia donde Moises la dictaba a Aaron la historia de la creación tal cual como ahora es conocida por la ciencia, pero al ver que solo tenían unos pocos pergaminos donde escribir, Moisés redujo todo a 7 días.

El Dr. Gerald Schroeder ha sido doctor de física nuclear en el MIT y miembro de la Comisión de Energía Atómica de los Estado Unidos. Es el autor de los libros "Genesis and the Big Ban" en el explica las como se debe interpretar la Torá a la luz de Sabios hebreos como  Rashi (siglo XI, Francia), quien trae la comprensión simple del texto, Maimónides (siglo XII, Egipto), que maneja los conceptos filosóficos, y Najmánides (siglo XIII, España), uno de los primeros cabalistas. Ahora expongo algunos detalles del Artículo La Edad del Universo de este científico.

...En el último discurso que Moshé (Moisés) le dio al pueblo, él les dice que para ver las huellas de Dios en el universo, "consideren los días de antaño, entiendan los años de las generaciones" (Deuteronomio 32:7). Najmánides, en nombre de la kabalá, pregunta: "¿Por qué Moshé quiebra el calendario en dos partes: 'Los días de antaño' - por un lado, y 'los años de las generaciones' - por el otro? Porque 'consideren los días de antaño' se refiere a los seis días del génesis, mientras que 'entiendan los años de las generaciones' se refiere a todo el tiempo que se cuenta desde Adam en adelante". Mira los fenómenos de los seis días y el desarrollo de un universo que es increíble, y si eso no te impresiona, entonces puedes considerar a la sociedad desde Adam en adelante - el fenómeno de la historia humana. De cualquiera de las dos maneras podrás encontrar el "sello" de Dios...

...Najmánides dice que antes del universo no hubo nada… pero repentinamente toda la creación apareció como un grano minúsculo. Él da la dimensión del grano: algo muy pequeño, como el tamaño de un grano de mostaza; y dice que es la única creación física. No hubo otra creación física; todas las otras creaciones fueron espirituales. El nefesh (el alma de los animales) y la neshamá (el alma del ser humano) son creaciones espirituales. Hay una sola creación física y esa creación fue un pequeño grano. El grano fue todo lo que había. Cualquier otra cosa era Dios. En ese grano estaba toda la materia prima que sería usada para hacer todo lo otro. Najmánides describe a la sustancia como "dak meod, ein bo mamash" - algo muy pequeño, no hay sustancia en el. Y cuando este grano se expandió, esta sustancia - tan delgada que no tiene esencia - se transformó en materia, como ya sabemos.
Más adelante Najmánides escribe: "misheiesh, itfos bo zman" - desde el momento que toda la materia se formó a partir de esta sustancia insustancial, el tiempo se relacionó con ella. No hubo un "comienzo". El tiempo fue creado al comienzo. Cuando la materia se condensa, se congela, fuera de esta sustancia tan delgada que no tiene esencia - ahí es donde el reloj bíblico comienza.
La ciencia ha mostrado que hay una sola "sustancia insustancial" que puede transformarse en materia y es la energía. La famosa ecuación de Einstein: E=MC² , nos dice que la energía puede transformarse en materia… y una vez que se transformó en materia, el tiempo toma lugar.
Najmánides ha hecho una afirmación increíble. Yo no sé si él conocía las leyes de la Relatividad pero nosotros sí las conocemos. Sabemos que la energía (ondas radiales, rayos gama, rayos x, haces de luz) viajan a la velocidad de la luz que es 300 millones de metros por segundo. A esa velocidad el tiempo no transcurre. El universo se fue avejentando pero el tiempo sólo tuvo lugar cuando la materia se hizo presente. Este momento del tiempo, antes de que el reloj bíblico comience, duró 1/100.000 de un segundo aproximadamente. Un tiempo ínfimo. Pero en ese tiempo el universo se expandió de ser un grano pequeño hasta el tamaño del Sistema Solar. Desde aquel momento en adelante tenemos materia y el tiempo corre. El reloj comienza aquí...


...Mirando hacía atrás en el tiempo, decimos que el universo tiene 15 mil millones de años. Pero todo científico sabe que cuando decimos que tiene 15 mil millones de años, hay una parte de esta oración que nunca se dice. La otra parte de la oración es: El universo tiene 15 mil millones de años visto desde las coordenadas del tiempo-espacio que utilizamos donde nosotros estamos. Esa es la visión de la relatividad de Einstein.
La clave es que la Torá mira hacia adelante en el tiempo, desde coordenadas de tiempo-espacio muy diferentes, cuando el universo era pequeño. Pero desde entonces el universo se ha expandido. El espacio se expande, y esa expansión del espacio cambia totalmente la percepción del tiempo.
Imagínate volviendo atrás miles de millones de años hasta el comienzo del tiempo. Ahora haz de cuenta, en el comienzo del tiempo, que hay una comunidad inteligente (esto es totalmente ficticio). Imagina que la comunidad inteligente tiene un láser y está por disparar un explosivo de luz y cada segundo sale un pulso. Cada segundo un pulso. Pulso. Pulso. Disparan la luz y luego, millones de años más tarde, más allá de la línea del tiempo, nosotros aquí en la tierra tenemos un gran satélite y recibimos ese pulso de luz. En ese pulso de luz está impreso (información impresa en la luz es llamada fibras ópticas) "Yo les estoy enviando un pulso cada segundo". Luego un segundo pasa y el próximo pulso es enviado.
Ahora, la luz viaja a 300 millones de metros por segundo, así que los dos pulsos de luz están separados por 300 millones de metros. Ellos viajan a través del espacio por miles de millones de años y llegarán a la tierra miles de millones de años más tarde. Pero… un momento! ¿El universo está estático? No. El universo se está expandiendo. Esa es la cosmología del universo. Y eso quiere decir que se está expandiendo dentro de un espacio vacío afuera del universo. Existe sólo el universo. No hay espacio afuera del universo. El universo se expande mediante la expansión del espacio. Es así que estos pulsos viajan a través de miles de millones de años y el universo se expande y el espacio se expande. ¿Qué sucede entonces con estos pulsos? El espacio entre ellos también se expande. Los pulsos realmente se alejan y alejan más. Miles de millones de años más tarde, cuando el primer pulso llega, nosotros decimos: "Oh, un pulso!" Y en él está escrito: "Yo les estoy enviando un pulso cada segundo". Tu llamas a todos tus amigos y esperas el siguiente pulso. ¿Llega el pulso un segundo más tarde? No!! ¿Un año más tarde quizás? No. Quizás miles de millones de años más tarde. Porque dependiendo de cuánto tiempo este pulso de luz ha viajado a través del espacio, se determinará la expansión que ha sufrido. Esto es cosmología standard....


...La Torá no dice cada segundo. Dice "seis días". ¿Cómo veríamos esos seis días? Si la Torá dice: estamos enviando información por seis días, ¿recibiríamos esa información como seis días? No. Recibiríamos esa información como seis millones de millones de días. Porque la perspectiva de la Torá es desde el comienzo en adelante.
Seis millones de millones de días es un número muy interesante. ¿Cuánto sería en años? Dividido por 365, viene a ser algo así como 16 mil millones de años. Esencialmente la edad estimada del universo. Una buena estimación para 3000 años atrás!!
Ahora podemos seguir adelante. Miremos el desarrollo del tiempo día a día, basado en la expansión. Cada vez que el universo se duplica, la percepción del tiempo se divide al medio. Cuando el universo era pequeño, se doblaba rápidamente. Pero a medida que el universo se hace más grande, tarda más tiempo en duplicarse. Este ritmo de crecimiento de la expansión está citado en "Los Principios de la Cosmología Física", un texto que es usado en todo el mundo.
Los cálculos resultan de la siguiente manera:

  • El primero de los días Bíblicos duró 24 horas, visto desde "la perspectiva del comienzo del tiempo". Pero la duración desde nuestra perspectiva es de 8 mil millones de años.
  • El segundo día, desde la perspectiva de la Torá, duró 24 horas. Desde nuestra perspectiva duró la mitad del día anterior, 4 mil millones de años.
  • El tercer día también duró la mitad del día anterior, 2 mil millones de años.
  • El cuarto día - mil millones de años.
  • El quinto día - quinientos millones de años.
  • El sexto día - doscientos cincuenta millones de años.
Cuando sumamos los seis días, obtenemos como resultado que la edad del universo es de 15 y 3/4 mil millones de años. Igual que lo que dice la cosmología moderna. ¿Es casualidad?
Pero hay más aún. La Torá nos cuenta qué pasó en cada uno de esos días. Ahora puedes tomar la cosmología, la paleontología, la arqueología, leer sobre la historia del mundo y verificar si se asemejan o no día por día. Te doy un adelanto, se asemejan tanto que te dará escalofrío en todo el cuerpo cuando lo leas...


Del Génesis de una Bella Obra

Cuando Haydn asiste en 1791 a un “Festival Haendel”, celebrado en la abadía de Westminster, todos los contactos que ha tenido con la forma oratorio —a pesar de sus casi sesenta años y de ser uno de los compositores más prolíficos de la historia— se reducen a una sola obra, de corte bastante convencional, que había sido compuesta, dentro de la tradición italiana, en 1774: Il Ritorno di Tobia. Parece evidente que la impresión que le produjo la audición de los oratorios haendelianos fue inmensa, lo que habría de repercutir notablemente en su obra. Según un testimonio de la época, Haydn quedó tan anonadado después de escuchar las obras de Haendel, “que perdió la confianza en su propio talento musical, como si nada de lo que hubiese estudiado le mereciera la pena. Solía pararse a meditar sobre cada nota escrita, y esto le permitió producir un trabajo de una depuración extraordinaria”.

Ya en Viena y contando sesenta y cinco años, comenzó la composición del oratorio La Creación del Mundo. Dos años trabajó en ella (1797-98) Un libreto de Händel y versificado por el poeta Lindley, con base en el Genesis y en El Paraiso Perdido de Milton sirvieron de texto sobre el que compuso su magna obra. La versión alemana había sido realizada por su amigo el barón Van Swieten, que añadió, dos salmos, como final de la primera y segunda parte.

El «padre de la Sinfonía» con su obra Las Estaciones y. sobre todo. con La Creación imprimió al oratorio una dirección nueva, tal vez menos religiosa, pero más descriptiva. No obstante esto, Haydn creyó de buena fe que habla escrito unas páginas tan espirituales como las demás, al componer La Creación. «Mi música honra más al Creador que muchas predicaciones que suelen hacerse en el templo de Dios", -decía, al formulársele algunas quejas por haber sido interpretada en una iglesia cierta composición similar-.

Uno de sus biógrafos, Griesinger, le atribuye unas manifestaciones que nos dan idea del estado de ánimo en que se encontraba el compositor, mientras desarrollaba su obra maestra: «Nunca me había sentido tan devoto. Todos los días hacía mis oraciones de rodillas y pedía a Dios que me concediese fuerzas suficientes para terminar mi obra».

Con motivo de la interpretación de su oratorio La Creación, apareció Haydn en público por última vez. Estamos en la mansión del noble Lobkowitz, según unos, o en la Universidad de Viena, según otros. Un conjunto orquestal de ciento sesenta músicos, notables solistas y nutrido coro, dirigidos por la consagrada batuta de Salieri, interpretaron la obra, considerada, desde el mismo día de su estreno, como la culminación del genio de este compositor austriaco. Ocupando un sillón colocado en medio de la sala, el anciano maestro recibió el sincero homenaje de las mil quinientas personas allí reunidas.

Imposible es resumir en pocas líneas una obra de tal envergadura, que, desde el punto de vista formal, sigue en su construcción las pautas tradicionales, o sea, sucediendose en ella, arias, coros, recitativos acompañados y en «secco», como en sus últimas misas. Los solistas se superponen muchas veces al coro, con escenas llenas de grandes contrates.

Sorprenden sus armonías orquestales por lo modernas y por la descripción de la imagen de lo indeterminado o lo inconcreto. Del preludio de La Creación ha escrito el musicólogo W.R. Spalding: "Los que injustamente creen que el elemento disonante no existe en Haydn deberían examinar el preludio, verdadera anticipación de Tritán e Isolda de Wagner, por su empleo del cromatismo». Genio precursor de genios.

La Obra
Se divide La Creación en tres partes. Los personajes y sus voces son los siguientes: Arcángeles -Gabriel(soprano), Uriel(tenor) y Rafael(bajo)-. Nuestros primeros padres -Adán(bajo) y Eva(soprano)-. La orquesta dentro de los límites instrumentales, es normal:cuerdas, viento-madera, viento-metal y timbales.

En las dos primeras partes se relata y ensalza la obra realizada por el Todopoderoso durante los seis días de la creación del mundo. La tercera es una visión del Paraíso Terrenal, lugar en que la primera pareja humana gozaba de felicidad, alabando a su Creador.

Compartiré con ustedes  una versión que está en YouTube de muy buena calidad inclusive si quieren se puede ver en High Quality, el volumen está muy alto y a veces satura pero la imagen es excelente, la versión es excelente y la dirección del video también se nota por las tomas de los instrumentistas el director y los cantantes que es justa y le da una gran dinamismo.

La Soprano Natalie Dessay como el Arcangel Gabriel y luego como Eva
El Tenor Paul Groves como el Arcangel Uriel
El Bajo Laurent Naouri como el Arcangel Rafael y luego como Adán.
El Ensemble Orchestrale de Paris con la Dirección de John Nelson


Primera Parte
01-Introducción Orquestal - La representación del Caos
La Introducción orquestal es una página sinfónica majestuosa, en que se sugiere el caos, en recursos audaces, con disonancias, síncopas y cromatismos, novedades tan revolucionarias y novedosas entonces como haya podido serlo La Consagración de la Primavera de Stravinsky en lo moderno. «En el principio creó Dios el cielo y la tierra". La música en fortissimo acompaña las palabras «fiat lux", -hágase la luz-






02-Dia Primero


La imagen de la derecha es una pintura de William Blake que representa la separación de la Luz de la Oscuridad

DER ERSTE TAG
Rezitativ mit Chor
RAPHAEL

Im Anfange schuf Gott Himmel und Erde; und die
Erde war ohne Form und leer; und Finsternis war auf
der Fläche der Tiefe.

DÍA PRIMERO
Recitativo y Coro
RAFAEL

Al principio creó Dios el cielo y la tierra,
y la tierra era informe y desierta
y las tinieblas reinaban sobre los abismos.

CHOR
Und der Geist Gottes
schwebte auf der Fläche der Wasser
und Gott sprach: Es werde Licht,
und es ward Licht.

CORO
Pero el Espíritu de Dios
se cernía sobre la superficie de las aguas.
Y dijo Dios: ¡Hágase la luz!
Y la luz se hizo

URIEL
Und Gott sah das Licht, daß es gut war;
und Gott schied das Licht von der Finsternis.

URIEL
Y vio Dios que la luz era buena,
y separó la luz de las tinieblas.

A continuación comienza un Aria del Arcangel Uriel (Tenor) donde toca el tema de la aparición de la luz y la caída de los demonios luego el coro se une al tenor y termina con una bella y alegre melodía cuando dice "Nace un mundo nuevo de la palabra divina."

El Aria de Uriel:




2. Arie mit Chor
URIEL

Nun schwanden vor dem heiligen Strahle
des schwarzen Dunkels gräuliche Schatten;
der erste Tag entstand.
Verwirrung weicht, und Ordnung keimt empor.
Erstarrt entflieht der Höllengeister Schar
in des Abgrunds Tiefen hinab
zur ewigen Nacht.


2. Aria y Coro
URIEL

Entonces, ante los rayos divinos,
se desvanecieron las pavorosas sombras
de terrible oscuridad: surgió el primer día.
Se retiró el caos ante el orden recién creado.
Estremecida, la turba de espíritus infernales
huyó a las profundidades del abismo,
hundiéndose en la noche eterna.

CHOR
Verzweiflung, Wut und Schrecken
begleiten ihren Sturz.
Und eine neue Welt
entspringt auf Gottes Wort.

CORO
Desesperación, ira y terror
acompañan su caída.
Nace un mundo nuevo
de la palabra divina.

DER ZWEITE TAG
3. Rezitativ
RAPHAEL

Und Gott machte das Firmament, und teilte die
Wasser, die unter dem Firmament waren, von den
Gewässern, die ober dem Firmament waren; und es
ward so. Da tobten brausend heftige Stürme. Wie
Spreu vor dem Winde, so flogen die Wolken; die
Luft durchschnitten feurige Blitze; und schrecklich
rollten die Donner umher. Der Flut entstieg
auf sein Geheiß der allerquickende Regen, der
allverheerende Schauer, der leichte, flockige
Schnee.

DÍA SEGUNDO
3. Recitativo
RAFAEL

Y creó Dios el firmamento y separó las
aguas que estaban bajo el cielo de las que
estaban sobre el firmamento: y sucedió así.
Entonces rugieron violentas tempestades;
las nubes se dispersaron como polvo al
viento; luminosos rayos hendían el espacio
y los truenos retumbaban por doquier. Por
orden Suya nacieron de las aguas la
benéfica lluvia, el devastador granizo y el
ligero copo de nieve.



4. Chor mit Sopran Solo
GABRIEL

Mit Staunen sieht das Wunderwerk
der Himmelsbürger frohe Schar,
und laut ertönt aus ihren Kehlen
des Schöpfers Lob,
das Lob des zweiten Tags.


4. Soprano, Solista y Coro
GABRIEL

La hueste de los bienaventurados contempla
con estupor las maravillas divinas,
y con fuerza entonan sus labios
un canto de alabanza al Creador,
el canto de alabanza del segundo día.

CHOR
Und laut ertönt aus ihren Kehlen
des Schöpfers Lob,
das Lob des zweiten Tags.

CORO
Y con fuerza entonan sus labios
un canto de alabanza al Creador,
el canto de alabanza del segundo día.

03 - Día Tercero

Y dijo Dios: ¡Que las aguas que moran bajo
los cielos se reúnan en un punto y que así
aparezca el suelo seco!; y así se hizo. Y a
lo seco llamó Dios "tierra" y a la reunión de
aguas "mares"; y vio Dios que era bueno.

Con este recitativo el Arcangel Rafael (Bajo) declara la creación de los mares, ríos y arroyos a lo que sigue una hermosa aria donde la música representa lo que dice el texto
Luego el Arcangel Gabriel (Soprano) declara la creación de el reino vegetal seguido de un aria de gran belleza.



6. Arie
RAPHAEL

Rollend in schäumenden Wellen
bewegt sich ungestüm das Meer.
Hügel und Felsen erscheinen.
Der Berge Gipfel steigt empor.
Die Fläche, weit gedehnt,
durchläuft der breite Strom
in mancher Krümme.
Leise rauschend gleitet fort
im stillen Tal der helle Bach


6. Aria
RAFAEL

En olas de espuma
el mar se agita impetuoso.
Surgen colinas y rocas.
Se elevan las cimas de los montes.
Largos ríos sinuosos
discurren
por amplias llanuras.
Con suave murmullo discurre,
el límpido arroyo por el sereno valle.


7. Rezitativ
GABRIEL

Und Gott sprach: Es bringe die Erde Gras hervor,
Kräuter, die Samen geben, und Obstbäume, die
Früchte bringen ihrer Art gemäß, die ihren Samen
in sich selbst haben auf der Erde; und es ward so.


7. Recitativo
GABRIEL

Y dijo Dios: ¡Que la tierra produzca
hierbas, plantas con semillas y árboles que
según su especie, den frutos que contengan
sus propias simientes!; y así se hizo.


8. Arie>
GABRIEL

Nun beut die Flur das frische Grün
dem Auge zur Ergötzung dar,
den anmutsvollen Blick
erhöht der Blumen sanfter Schmuck.
Hier duften Kräuter Balsam aus;
hier sproßt den Wunden Heil.
Die Zweige krümmt der goldnen Früchte Last;
hier wölbt der Hain zum kühlen Schirme sich;
den steilen Berg bekrönt ein dichter Wald.


8. Aria
GABRIEL

Ahora los campos presentan un fresco
manto verde que recrea la mirada.
La vista amena se deleita
con el vivo color de las flores.
Aquí la planta exhala su fragancia al aire.
Aquí brota la planta que cura las heridas.
La rama se vence bajo sus dorados frutos.
Aquí el bosque ofrece un fresco cobijo.
Cerradas selvas coronan las altas laderas.


La Creación de los Planetas de Miguel Angel (Capilla Sixtina)
04-Alabanza a Dios y Día Cuarto
El Arcangel Uriel invoca a las legiones celestiales a alabar al señor por la creación del tercer día, el Coro responde.

9. Rezitativ
URIEL

Und die himmlischen Heerscharen verkündigten
den dritten Tag, Gott preisend und sprechend:

9. Recitativo
URIEL

Y las legiones celestiales anunciaron el
día tercero, y glorificando a Dios decían:

10. CHOR
Stimmt an die Saiten, ergreift die Leier,
laßt euren Lobgesang erschallen!
Frohlocket dem Herrn, dem mächtigen Gott!
Denn er hat Himmel und Erde
bekleidet in herrlicher Pracht!

10. CORO
¡Tomad las liras y haced vibrar sus cuerdas!
¡Entonad vuestros cantos de alabanza!
¡Glorificad al Señor, Dios todopoderoso,
que ha revestido cielos y tierra
de maravilloso esplendor!



Comienza el Día Cuarto Dios crea el Sol, la Luna y las Estrella luego de un recitativo

Y dijo Dios: ¡Haya en el firmamento luces
que iluminen la tierra y separen el día de la
noche! ¡Sirvan para señalar las estaciones,
los días y los años!
Y así creó las estrellas.

Uriel a través de otro recitativo ensalza la belleza del Firmamento y los astros, luego termina la primera parte con un conjunto entre coros y solistas alabando la creación.


12. Rezitativ
URIEL

In vollem Glanze steiget jetzt
die Sonne strahlend auf;
ein wonnevoller Bräutigam,
ein Riese, stolz und froh,
zu rennen seine Bahn.
Mit leisem Gang und sanftem Schimmer
schleicht der Mond die stille Nacht hindurch.
Den ausgedehnten Himmelsraum
ziert ohne Zahl der hellen Sterne Gold,
und die Söhne Gottes
verkündigten den vierten Tag
mit himmlischem Gesang,
seine Macht ausrufend also:


12. Recitativo
URIEL

Con todo su esplendor se eleva ahora
el sol radiante,
como marido victorioso,
gigante, fiero y exultante,
recorre su camino.
Con paso leve y etérea claridad
se desliza la luna en la noche silenciosa.
La bóveda celestial se engalana
con el innumerable fulgor de las estrellas.
Y los hijos de Dios,
proclaman Su poder,
anunciado el cuarto día
con un canto celestial:


13. Chor mit Soli
CHOR

Die Himmel erzählen die Ehre Gottes,
und seiner Hände Werk
zeigt an das Firmament.


13. Coro y Solistas
CORO

Los cielos proclaman la gloria de Dios
y el firmamento es prueba
de la obra de Sus manos.

GABRIEL, URIEL, RAPHAEL
Dem kommenden Tage sagt es der Tag,
die Nacht, die verschwand, der folgenden Nacht

GABRIEL, URIEL, RAFAEL
Lo repite el día al día que le sigue,
y la noche que muere a la que le sigue.

CHOR
Die Himmel erzählen die Ehre Gottes,
und seiner Hände Werk
zeigt an das Firmament.

CORO
Los cielos proclaman la gloria de Dios
y el firmamento es prueba
de la obra de Sus manos.

GABRIEL, URIEL, RAPHAEL
In alle Welt ergeht das Wort,
jedem Ohre klingend,
keiner Zunge fremd.

GABRIEL, URIEL, RAFAEL
Y su canto se expande por el mundo,
resuena en cada oído,
lo repiten todas las lenguas.

CHOR
Die Himmel erzählen die Ehre Gottes,
und seiner Hände Werk
zeigt an das Firmament.

CORO
Los cielos proclaman la gloria de Dios
y el firmamento es prueba
de la obra de Sus manos.

--oo00 Fin de la Primera Parte 00oo--


Los Intérpretes

Natalie Dessay comenzó como una actriz. Nacido en Lyon en 1965, estudió en el Conservatorio de Burdeos y se hizo miembro del Coro del Teatro du Capitole de Toulouse. Su primer papel como solista fue Barbarina en Le Nozze di Figaro de Mozart en Marsella (mayo de 1989). En 1992 Natalie Dessay cantó su primer Olympia en los Cuentos de Hoffman de Offenbach en la Opera Bastille. En 1993 se incorporó a la Ópera Estatal de Viena por un año. En julio de 1994 Natalie Dessay cantó su primera Reina de la Noche en el Aix-en-Provence Festival. Dijo muchas veces que no le gustaba esta parte porque era demasiado corto y poco interesante, a pesar de que la cantaba en 6 diferentes producciones. En enero y febrero de 1995, Natalie Dessay cantó Lakmé en la Opera Cómica. Siguió cantando nuevas funciones como soprano coloratura leggero (Eurydice, Ophélie, Amina, Zerbinetta ...) pero a principios de 2000, se enfrentó a sus primeros problemas vocales. Natalie Dessay dejó de cantar varias veces y finalmente la abandonó notas más altas para los otros, más lírico que consideraba más interesante: Lucia di Lammermoor, Juliette, Mélisande, Manon y Pamina.

Natalie Dessay canta más y más en los Estados Unidos, especialmente en Nueva York, donde ha comprado un piso. Vive cerca de París con su marido (barítono bajo Laurent Naouri) y sus dos hijos, Seima y Tom Solal.

eldalai - se agradecen comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada