viernes, 12 de marzo de 2010

Jean-Philippe Rameau: Orphée Cantata


Eurídice, ¡esposa! En vano  
la llamo; volvióse en viento,
desvanecióse a mis ojos:  
¡Ay de mí! ¿De quién me quejo? 
Juré, quebré la palabra,  
vengué a mi enemiga Venus:  
¡Oh privaciones de amor,
y cuánto mal me habéis hecho!  
Mucho me costaste, esposa;  
si te conquisté discreto,  
necio te perdí, que son  
los más necios, dando en necios;
¿qué disculpa podré dar  
de mi loco pensamiento?  
¡Oh privaciones de amor,  
y cuánto mal me habéis hecho!  
Por aquí se fue. ¿Qué haré?
¡Volvedme mi esposa, cielos;  
pero ¿cómo se la pido,  
pues que no la tienen ellos?  
¡Esposa, esposa!

El marido mas firme - Lope de Vega.
A comienzos del siglo XVIII, la cantata era un género de gran éxito: la cantata francesa —a diferencia de la cantata italiana o germánica— fue «inventada» en 1706 por el poeta Jean-Baptiste Rousseau y pronto adaptada por varios músicos de renombre como Bernier, Montéclair, Campra o Clérambault.
Las cantatas fueron para Rameau el primer contacto con la música lírica, ya que necesitan sólo medios reducidos y, por ello, son un género accesible para músicos todavía desconocidos. Los musicólogos no han podido sino suponer las fechas y circunstancias de su composición, y sus libretistas permanecen desconocidos.
Las cantatas que se conservan atribuidas con certeza a Rameau son sólo las seis siguientes (los datos son estimaciones):
  • Aquilon et Orithie (entre 1715 y 1720);
  • Thétis (mismo periodo);
  •  L’Impatience (mismo periodo);
  •  Les amants trahis (hacia 1720)
  • Orphée (mismo periodo);
  • Le Berger Fidèle (1728).
La música de Rameau se caracteriza por el oficio excepcional de este compositor que quiere ser ante todo un teórico de su arte. No se dirige solamente a la inteligencia y Rameau ha sabido poner en obra idealmente su intención cuando afirmó «Je cherche à cacher l'art par l'art même» (Busco esconder el arte por el arte mismo).
La paradoja de esta música, lo que tiene de nueva, es la puesta en práctica de procedimientos antes inexistentes, pero que se concretan en formas caducas. Rameau pareció revolucionario a los lullystas, derrotados por la armonía compleja que desplegaba, y reaccionario a los filósofos, que no juzgaban sino su continente y no pudieron, o no quisieron, escucharle. La incomprensión que sufrió por parte de sus contemporáneos le impidió reemprender algunas licencias —como el segundo «trio des Parques» de Hippolyte et Aricie, que tuvo que retirar después de las primeras representaciones—, ya que los cantantes no conseguían interpretarlo correctamente. Así, el más grande armonista de su época es ignorado incluso entonces, cuando la armonía —el aspecto «vertical» de la música— toma definitivamente ventaja sobre el contrapunto, que representa su aspecto «horizontal».
No se pueden comparar los destinos de Rameau y de Bach, los dos gigantes de la ciencia musical del siglo XVIII, más que como aislados de todos sus colegas, cuando todo lo demás los separa. A este respecto, el año 1722 -que vio aparecer simultáneamente el «Traité de l'Harmonie» y el primer ciclo del Das wohltemperierte Klavier (El clave bien temperado)- es muy simbólico. Los músicos franceses de finales del siglo XIX no se equivocaron, en plena hegemonía musical germánica, cuando vieron en Rameau al único músico francés de fuerza comparable a Bach, lo que permitió el redescubrimiento progresivo de su obra.

Orphée debe haber sido compuesta por 1721, pero ya podemos escuchar cómo ha sido desarrollada fue la respuesta de Rameau a ese texto, que retrata, y comentarios sobre la tragedia de la tentativa de Orfeo para rescatar a Eurídice del Infierno. Rameau se adapta la forma habitual de cantata eficaz mediante la inserción, después del segundo recitativo y el aire, inserta pasajes con recitativos acompañados recitativo para representar el punto culminante de la historia, cuando Orfeo sucumbe a la tentación de volverse y mirar a Euridice.

Orphée Cantata Profana

I - Recitativo: "Con el encanto irresistible de su dulce armonía."
Con el poder de su música Orfeo recupera a Euridice, pero bajo la ley de que no debe mirarla antes de salir del Inframundo, Cupido los acompaña en la hazaña y trata de entretener a Orfeo cantando para ayudar a sobrellevar la prueba.

si no aparece la barra haz clic aquí.

Par le charme vainqueur d’un chant harmonieux Orphée à l’empire des ombres arrachait l’objet de ses vœux, et le fils de Vénus dans ces routes trop sombres conduisait son triomphe à l’eclat de ses feux.
Un plaisir seul manquait à ce mortel heureux: Pluton par une loi bizarre avait jusqu’au pied du Ténare contraint ses regards amoureux, mais de jeunes amours une escorte riante essayait d’amuser son âme impatiente per les chants gracieux.

Con el encanto irresistible de su dulce armonía Orfeo, al imperio de las sobras, le arrebató el objeto de sus deseos, y el hijo de Venus, A lo largo de estos caminos infernales acompañó su triunfo con luces brillantes.
Sólo un placer se le negó a este alegre mortal: Plutón, por un decreto especial había prohibido sus miradas amorosas hasta el promontorio de Tainaron mientras que una escolta riendo de cupidos jóvenes trató de entretener a su alma impaciente con aires graciosos


II-Aria, Vivace: "La Fama de tus grandes hazañas"
Una hermosa y alegre Aria con una melodía pegadiza.

si no aparece la barra haz clic aquí.

Que du bruit de tes hauts exploits
L’Univers toujours retentisse
Et qu’aux son vainqueurs de ta voix
Désormais la terre obéisse
L’Enfer en respecte les lois.

Elle a su réparer l’outrage
Que l’avait fait l’injuste sort,
Et l’avare sein de la mort
Te rend la beauté qui t’engage.

Que du bruit de tes haurs exploits, etc


La Fama de tus grandes hazañas
En el Universo resuenan
Y con el encanto de tu voz
La Tierra obedece
El Infierno respeta tus leyes.

Ella fue capaz de reparar el ultraje
Que hizo el injusto destino
Y la avara muerte
Se rinde a la belleza que la manda.

La Fama de tus grandes hazañas, etc.

III - Recitativo: "Pero su alma, sensible a la solitaria Euridice."

si no aparece la barra haz clic aquí.

Mais son âme sensible à la seule Eurydice
Ne songe qu’au plaisir dont le terme est prochain.
Cessez, dir-il, cessez un éloge si vain.


Pero su alma, sensible a la solitaria Euridice
Solo sueña con el placer que pronto llegará.
Cesa, ruega, cesa con esta frívola diversión.

IV - Aria Graciosa: "Recuerdo como prueba de mi triunfo"

si no aparece la barra haz clic aquí.

J’ai pour témoin de ma victoire
Les beaux yeux qui m’ont enflame.
C’est le seul prix, la seule glorie
Dont mon cœur puisse ètre charmé.


Recuerdo como prueba de mi triunfo
Los hermosos ojos que me excitaban.
Esa es la única recompensa, la única gloria
Que puede calentar mi corazón

V - Recitativo Acompañado: "Un pensamiento lo traspasa..."
Es el nudo de la cantata, la pasión vence a Orfeo y no resiste más mira a su amada y esta desaparece para siempre.

si no aparece la barra haz clic aquí.

A ce penseur flatteur, il s’émeut, il se trouble,
Il cede enfin au violent transport
De sa flamme qui se redouble.
Attends, fais sur ton cœur encore quelque efforts,
C’en est fait et ses yeux ont vu ceux d’Eurydice
Triste jouet de l’infernal caprice
Prête à quitter les sombres bords
Une barbare main la retient chez les morts.

Un pensamiento lo traspasa, el se agita,
tiembla, y cede al fin a esta emoción violenta
que incrementa la llama de su pasión.
¡Espera! ¡Haz en tu corazón un esfuerzo más!
Ya está hecho, sus ojos han visto los de Euridice.
Triste juguete de los caprichos del Hades,
prontos a salir de las sombras.
Una bárbara mano la retiene entre los muertos.

VI - Aria: "En vano servirán nuevos acordes."

si no aparece la barra haz clic aquí.

En vain par de nouveaux accords
Ce malheureux époux croit attendrir Mégère,
Elle est soured, et ce n’est qu’à l’enfant de Cythère
Qu’il fait entendre ainsi sa plainte et ses remords.


En vano servirán nuevos acordes.
El desolado esposo cree suavizar a Megara.
Ella es sorda, solamente el hijo de Afrodita
Oirá sus lamentos y remordimientos.


VII - Arioso: "Cupido, Cupido, tuya es la culpa de mi delito"
Esta estrofa es como un lamento, que se repite en el aria como un estribillo, Orfeo culpa al amor de haberlo obligado a mirar su esposa.

si no aparece la barra haz clic aquí.

Amour, Amour, c’est toi qui fait mon crime
C’est à toi de le réparer.
Des feux que tu sens m’inspirer
Ma chère épouse est la victime.
Amour, Amour, c’est toi qui fait mon crime
Vole aux Enfers le réparer.
Ah! Devaient-ils nous séparer
Pour un transport si légitime.
Amour, Amour, c’est toi qui fait mon crime
Ne samurais-tu le reparer?


Cupido, Cupido, tuya es la culpa de mi delito
Es tu deber repararlo
Con tanta pasión inflamaste mi corazón
Que mi esposa fue la víctima.
Cupido, Cupido, tuya es la culpa de mi delito
Vuela al Infierno a reparar el daño.
Ah! Porque nos separan
Si nuestra pasión es digna.
Cupido, Cupido, tuya es la culpa de mi delito
¿No sabes cómo reparar el daño?

VIII -Recitativo: "En vano son sus lamentos y su dolor mortal"

si no aparece la barra haz clic aquí.

Inutiles regrets, à sa douleur mortelle
Tout l’abandonne sans retour.
Ce n’est plus qu’en quittant le jour
Qu’il peut rejoinder ce qu’il aime.


En vano son sus lamentos y su dolor mortal
Abandonado y sin poder regresar
Solo le queda esperar el día.
En que se reencuentre con ella a quien ama.

IX - Aria, Vivo: "En el amor, hay un momento" Moraleja.

si no aparece la barra haz clic aquí.

En amour, il est un momento
Marqué pour notre récompense.
Si quelquefois par indolence
On échappe ce point charmant
Plus souvent encoré un amant
Se perd par trop d’impatience.

De ses désirs impétueux
L’amant habile est toujours maître,
Il tâche avec soin de connaître
L’instant qui doit combler ses vœux.
Tel aujourd’hui serait heureux
S’il n’avait voulu trop tôt l’être.

En amour. Etc.


En el amor, hay un momento
Marcado para nuestra recompensa.
Si a veces por la indolencia
Se pierde esta experiencia encantadora.
Más a menudo todavía un amante
Pierde por demasiada impaciencia.

De sus deseos impetuosos
El amante inteligente es siempre el amo,
Trata con cuidado en reconocer
El instante perfecto para cumplir sus deseos.
Tal día como hoy sería feliz
Si él no había querido mucho y demasiado pronto.

En el amor.etc.


Fin de la Cantata.
 Sobre la Versión:
Título: Orphée – Rameau - Clérambault
Director: L’yriade
Cantantes: Cyril Auvity
Orquesta: L’yriade.
Casa: Zig-Zag Territories
Soporte: 1 CD
AÑO: 2007  

Puedes conseguirlos en Zig-Zag Territories.


Los Intérpretes: 
Cyril Auvity
Licenciado en Física en la Universidad de Lille, Cyril Auvity completa sus estudios musicales en el Conservatorio de Lille en 1999, y ganó el concurso internacional de canto de Clermont Ferrand, el mismo año. Elegido por William Christie, comenzó su carrera muy joven, realizando Telemaco en Ritorno di Ulisse de Monteverdi en la Patria en Aix-en-Provenne Festival y desempeñó el papel de Europa y los EE.UU..
Recibió numerosas invitaciones a festivales internacionales y teatros de ópera: Persée de Lully con Christophe Rousset, Gli Cavalli Strali d'Amore, bajo la dirección de Gabriel Garrido, Te Deum de Charpentier con Paul Mc Creesh; La Reina de las Hadas de Purcell con Christophe Rousset en una gira española , Médée de Lully y Persée en Toronto, Dido y Eneas de Purcell en la Ópera de Nancy y en el Festival de Aldeburgh, el papel protagonista en Acteón de Charpentier con Emmanuelle Haïm. Su colaboración de larga duración con William Christie continuó con nuevas producciones como Les Arts Florissants de Charpentier y David y Jonathan.
También debutó el papel protagonista en Pigmalión de Rameau en una coproducción entre la Ópera de Nancy y Théâtre du Châtelet bajo la dirección de Hervé Niquet, así como en una nueva producción de Callirhoe Destouches en Montpellier.
Tomó parte en una gran gira con lui Gounod Le Médecin malgré y debutó el papel de Don Ottavio de Don Giovanni con Emmanuel Krivine, cumplía la misma función en una producción teatral en Montpellier en el año siguiente cantó Tamino en La Flauta Mágica.Cyril Auvity ha grabado para varios sellos discográficos importantes, como Erato, Naïve, EMI / Virgin.
Entre los proyectos recientes son: Eneas en Dido y Eneas en Montpellier; Partenope de Haendel en varios teatros de Italia, con Ottavio Dantone; Telemaco en Monteverdi Il ritorno d'Ulisse en Patria, en Teatro Real de Madrid con William Christie y Pierluigi Pizzi; Thésée de Lully en París y, en Lille, con Emmanuelle Haïm, Basilio en Le nozze di Figaro en Lille, Don Ottavio de Don Giovanni en Montpellier.
Entre su próximo compromiso para la próxima temporada se puede citar: Partenope de Haendel en Nápoles Teatro San Carlo, con Antonio Florio, La Calisto de Cavalli en París, Théâtre des Champs Elysées y Platée de Rameau en Estrasburgo, con Les Talens Lyriques y Christophe Rousset.

ENSEMBLE L’YRIADE;
Cyril Auvity, Contratenor;
Yoko Nakamura, clavecín;
Léonor de Recondo, violín;
Elisa Joglar, cello.

Ganadores de varios concursos de interpretación de música antigua, han participado en los famosos conjuntos Les Arts Florissants y Les Talens Lyriques. El contratenor Civil Aurity, quien había iniciado su carrera como tenor interpretando obras de Rossini y Mozart, ha realizado importantes grabaciones. William Christie descubrió sus posibilidades como contratenor, registro en el que ha destacado en sus presentaciones en festivales y conciertos. La vocación de L’Yriade es la búsqueda de un repertorio nuevo dentro de la música antigua y de las grandes producciones de la ópera barroca. Un crítico francés dijo de ellos: “la voz se hace instrumento – y los instrumentos, voz


eldalai - se agradecen comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada